María Adela Palcos fundadora de Río Abierto. Resumen de la Entrevista realizada en octubre de 2016 en el marco de la celebración del 50 aniversario de su creación. 

 

 “.Transformar la queja en pedido, la protesta en propuesta, y la duda en pregunta.

 …..Hace 50 años, tuve  la visión de que Río Abierto podía integrar Ciencia, arte y espiritualidad.

La física cuántica dice que la realidad es fluida  indeterminada. De la misma manera funciona nuestro organismo fluidamente.

Ahora prefiero nombrar al cuerpo como “mi naturaleza”, que incluye todo: el ser cósmico, mi inteligencia creadora, mi sensibilidad, mis sentimientos, mi instinto de conservación. 

La salud es un estado de plenitud humana, con muchos grados posibles.

La Salud, el  salir de los bloqueos que nos producen muchas creencias que hemos recibido.

El temor abre la posibilidad de contraer enfermedades. Si tengo miedo de algo, estoy abierta a tenerlo.

El miedo instintivo ayuda a preservación de la vida y la salud.

Los miedos inculcados no nos ayudan.

Por ejemplo el miedo a la enfermedad, nuestro organismo está preparado para la salud.  Nuestro organismo tiene  una velocidad extraordinaria y una velocidad que no tiene el intelecto que sirve para estudiar deducir descubrí y poner lenguaje.

La vitalidad es necesaria para que nuestro aspecto biológico trabaje bien. Somos esencia encarnada.

En esta época la espiritualidad es encarnada y grupal.

La edad es una creencia.

Las razas precolombinas tenían más unidad con el cosmos, con la tierra, con los ancestros. Como humanidad necesitamos poder hermanarnos, que vamos en una misma energía y  necesitamos  colaborar  unos con otros y no competir.

Reconocernos en una misma energía y como células de un mismo organismo y funcionar como funcionan nuestras células, cooperativamente.

Trató de dejar mi mente libre para que llegue lo que tenga que llegar.

Poder desprenderse de muchas creencias que contribuyen a no colocarlos en la realidad. 

Con respecto a la salud una falsa creencia creer que somos débiles. Nuestro sistema inmunitario es extraordinario. 

Cada temor crea un nuevo elemento en el cerebro. Somos constructores de nuestro cerebro. Tenemos una mente creadora. ¿Qué estoy pensando? Pensamiento automático que no tiene que ver con mi verdadero ser.

El sistema río abierto propone que la persona sea quien verdaderamente es.

Formamos una falsa personalidad, ya que el humano niñ@ es dependiente, necesita ser aceptado, si no, muere, es dependiente de los padres y se conforma con una personalidad falsa. Lo que uno cree ser. 

Buscamos que cada uno sea quien es, de veras, seres magníficos, somos seres  creadores, en realidad somos dioses creadores, que no nos hemos asumido como tales.

 

Río abierto es un camino amoroso para el reconocimiento del potencial auténtico de quienes somos.

Amarse a un mismo, es no dejar que la falsa personalidad se imponga, está es  lo que creo ser y no es lo que soy. 

No tengo ningún deseo especial para el futuro de la escuela de Río abierto, si, que se mantenga  como escuela si es necesaria. 

Es un Sistema abierto que evoluciona con lo que  evoluciona, como lo hace el planeta, que sigue  viva y  creciendo. Es necesaria para mucha gente, en este momento.

La humanidad va hacia una mayor luminosidad y una mayor integración amorosa.

Hay ganas de vivir con esplendor, somos seres espléndidos. “